lunes, 28 de octubre de 2013

DE LA TELEVISIÓN Y EL CINE A LA LECTURA
Gemma Lluch


     Si hablamos de la influencia del relato audiovisual en la literatura infantil y juvenil actual, de una manera muy general, admitimos que la literatura más actual presenta una serie de características inducidas por el relato televisivo.  La tradicional situación inicial de las narraciones orales o de las novelas del siglo XIX que servían para fijar el marco de la narración desaparece porque a menudo ya es reconocido por el lector en la portada posterior o en la primera página.
     Si aceptamos que la televisión (y secundariamente el cine) es el principal administrador de relatos de los niños y adolescentes, compartiremos la opinión que la percepción que ellos puedan tener del verbo narrar planteará algunas diferencias notables con la que tiene el padre o el profesor de lengua y literatura. Martín-Barbero y Rey (1999: 27) defienden que la televisión desordena la idea y los topes del campo de la cultura en tres coordenadas esenciales:
  •  El espacio, la televisión provoca una desterritorialización de la forma de percibir lo próximo y lo lejano.
  •  La nación, la cultura pierde la ligadura orgánica con el territorio y la lengua que eran las bases del tejido propio y reestructura la anterior concepción de nación.
  •  El tiempo, La televisión confunde los tiempos porque fabrica un presente a la vez que descontextualiza el pasado.

    Aun cuando tradicionalmente se ha partido de la base que la televisión no enseña, deberíamos de indagar en el tipo de aprendizajes relacionados con la competencia narrativa que crean los relatos televisivos y los cinematográficos para la construcción lingüística, narrativa y literaria.        
Si partimos del análisis discursivo de dibujos animados y de seriales con protagonista humano que actualmente se encuentran en antena, las características son las siguientes: todas las cadenas repiten no solo el formato sino también las características. Mantienen una estructura lineal simple: planteamiento, nudo y desenlace. El relato se desarrolla fiel al tiempo cronológico, siguen un desarrollo progresivo lineal sin anacronías.
   En el caso del cine, los relatos juveniles que narran aventuras de iniciación acostumbran a plantear esquemas más complejos.
   Entendemos el cine y la televisión como un lenguaje más próximo al alumnado y que, por lo tanto, puede ser un medio para lograr los objetivos de la materia.
    No podemos ignorar el poder de los relatos audiovisuales, la mayoría de estas narraciones conforman lo que denominamos una cultura global en la cual nuestros estudiantes se encuentran inmersos y son copartícipes. Traer la discusión sobre esta cultura a clase para analizarla o aprovechar las competencias que crea es una forma de enriquecer el currículo escolar y, a la larga, facilitar nuestra tarea como docentes.

domingo, 27 de octubre de 2013

La animación a la lectura desde edades tempranas

El artículo de Pedro Cerrillo establece una dicotomía entre la llamada sociedad de la información y del conocimiento. Nuestra sociedad actual ofrece gran cantidad de información pero pese a ello no poseemos grandes conocimientos. Esto puede deberse a que no le damos la importancia necesaria a la lectura, el hecho de leer no es un juego si no una actividad cognitiva compleja, individual y voluntaria. En España, el panorama lector viene marcado por una situación bastante anecdótica, somos una potencia en producción editorial pero no somos un país lector, debido a que la lectura no está de moda. Las lecturas que se practican (entre los jóvenes) son lecturas instrumentalizadas y se está perdiendo la lectura por placer, por el enriquecimiento personal.

En cuanto a los tipos de lecturas que podemos encontrar, el autor distingue entre la lectura obligatoria, que en el caso de los niños son las escolares, y las voluntarias. Para que las lecturas obligatorias sean aceptadas por los alumnos, este debe ver en ellas una oportunidad para compartir sentimientos, emociones etc. Pero aparecen dos problemas, la convivencia de la lectura obligatoria y la voluntaria y que la selección del libro obligatorio genere empatía en el lector.

Otro gran problema que nos muestra Cerrillo en su artículo es el hecho de culpar a la institución escolar de que no aumente el hábito lector pero se cae en un error ya que los hábitos se aprenden principalmente en el seno familiar, la escuela puede enseñar a los alumnos a leer y comprender lo que leen, es decir a adquirir una competencia lectora, pero difícilmente conseguirá un habito de la lectura sino accede fácilmente a los libros en casa o en una biblioteca.

El autor comenta el reciente auge de las actividades de animación lectora, pero estas no están suficientemente planificadas e institucionalizadas para fomentar los hábitos de lectura sino que se entiende más como un entretenimiento pese a que su objetivo principal debe ser el de crear hábitos de lectura, al margen de la lectura obligatoria escolar, desarrollando un tipo de lectura libre, crítica, voluntaria y sin utilidad inmediata.

Por lo que respecta a los objetivos encontramos que uno de ellos seria la mejora de los hábitos lectores hasta crear hábitos lectores de carácter estable y otro con aspectos más realistas, que sería simplemente la práctica de la lectura. En cuanto al ámbito de desarrollo de la animación lectora el autor distingue dos tipos de espacios, formales (escuela, biblioteca) e informales (club de lectura, familia…). 

Por último Cerrillo reflexiona sobre las condiciones previas que debe tener la animación a la lectura: que sea libre y gratuita, que los libros estén adecuados a los destinatarios, que sean obras de calidad, adaptadas a las edades de los alumnos etc. Además existen una serie de de elementos que influyen negativamente en la animación a la lectura y que convendría tener en cuenta, pues en ocasiones se utilizan en el ámbito escolar, entre ellas podemos nombrar la obligatoriedad de la animación y la realización de un trabajo escolar al respecto.

La reflexión final que hay en el artículo pone de manifiesto la necesidad de hacer que se cree, en nuestra sociedad del conocimiento, ciudadanos lectores críticos y competentes capaces de discriminar la abundante información que se nos ofrece para que los ciudadanos podamos participar libre y autónomamente en nuestra sociedad.

La Hora del Cuento



La <<Hora del Cuento>> es el libro de la excelente narradora Monserrat del Olmo, cuyo único objetivo es transmitir unas experiencias vivas, fruto de muchas jornadas de trabajo en contacto directo con los lectores infantiles haciéndoles partícipes del goce, del inmenso beneficio que proporciona la lectura e iniciándoles en tan hermosa afición. 
Bien sabemos que los libros ofrecen al niño una serie extensísima de conocimientos científicos, unas posibilidades inagotables de goce y enriquecimiento vital, desde el punto en que aprenda a leer y haga de la lectura su más querida y practicada afición.
Sin embargo, si la postura de la familia o de la escuela fallara, sólo queda una esperanza: la actuación de los bibliotecarios que, a través de las secciones infantiles de las bibliotecas públicas, pueden y deben ser los más directos encargados de iniciar a los niños en el mundo de los libros, fomentando la lectura, y logrando de este modo la introducción de una fuente incalculable de vida y de cultura en todos los ambientes de la sociedad española.
El método más apropiado de que puede servirse un bibliotecario es la organización de «La Hora del Cuento». Es decir, el espacio de tiempo que se dedique periódicamente y dentro del mismo edificio destinado a la lectura, a las narraciones orales a cargo del bibliotecario o persona por él designada, ante un auditorio más o menos numeroso y homogéneo, formado por lectores habituales de la biblioteca, o por otros niños que hayan sido especialmente invitados al acto.
Tendrá distintos efectos en los niños que asisten a ella: En los más pequeños servirá para abrir nuevos cauces a su fantasía, en los medianos actuará como un estímulo inmediato a la lectura, mientras que ayudará a los mayores a definir sus propios gustos y aficiones, afinando su sensibilidad y madurando su juicio, pero en todas las edades servirá de enlace entre la vida personal de cada niño y el contenido de los libros. 
Las tres partes que forman <<La Hora del Cuento>> son: narración de un cuento principal (base y fundamento del programa), una recitación o historia escenificada y juegos y concursos. No se deben implantar en su totalidad desde las primeras sesiones, sino simplemente comenzar por el primer espacio, esperando a que los otros dos surjan de modo casi espontáneo. 
Esto y mucho más es lo que resuelve magníficamente este libro sobre «La Hora del Cuento». Manual práctico y útil que, exento de teorías y divagaciones, se ciñe concretamente a su único objetivo. En él se encuentran todas las normas que la autora aconseja y sugiere, además de haber dado óptimos resultados. Sin duda, el perfecto Manual para los que quieren dedicarse al mínimo y maravilloso arte de hacer feliz a los niños.


lunes, 21 de octubre de 2013

LA ESCUELA OLVIDADA


"La escuela olvidada" es un documental en el que se repasa la historia de la educación en España desde el punto de vista histórico, económico, pedagógico y político.


 



Se trata de un interesante documental realizado Sonia Tercero para la 2 de RTVE por Time Zone Producciones donde se mostraba el proyecto del Instituto Escuela mediante recuerdos de quienes lo vivieron. En él se refleja la evolución de la escuela y de la educación durante el último siglo y donde se puede observar una escuela totalmente diferente a la actual en muchos de los aspectos, pero también con muchas similitudes.

Se analizan las principales características de las escuelas y cómo su evolución venía predeterminada por el nivel socioeconómico, por el trabajo y la necesidad de aprender un oficio en la escuela, y por la incorporación de la mujer al mundo laboral (que condicionó que no pudieran cuidar de sus hijos y estos tuvieran que ir a la escuela). Además, se analizan los modelos que se llevaban a cabo en la educación y la influencia de estos en la actualidad.

Por otra parte, también se refleja el papel de la Iglesia a lo largo de los años en lo referente a la educación y al control de ésta, de los grupos políticos y su afinidad con la Iglesia.

El documental está realizado a partir de entrevistas personales donde se cuenta en primera persona la experiencia con respecto a la educación, cómo eran las aulas, los métodos de enseñanza, y cómo los alumnos deseaban ir a la escuela.

Entrevista al ministro Wert

Aquí tenéis el enlace de la entrevista concedida a un programa de televisión el ministro Wert. En la entrevista el ministro ha analizado la nueva ley de educación aprobada este mes. 

También habla de los resultados de las competencias educativas en los últimos 35 años, de la necesidad de cambiar la ley de educación, de las enmiendas presentadas ante la LOMCE y de la actitud de la oposición y otros grupos políticos por mantener la LOE.
 

Además, Wert habla de aspectos como la evaluación, de las lenguas cooficiales y sobre la asignatura de religión.

lunes, 14 de octubre de 2013

La crítica es bella. Cómo analizar libros para niños.

 La autora comienza hablando sobre la importancia que tienen los libros de literatura infantil y juvenil en el mercado editorial debido a los beneficios que reportan a la industria. A pesar de eso resulta curioso la poca difusión que tiene este tipo de literatura en los medios de comunicación. Gracias a los descubrimientos de Piaget sobre la evolución del niño se le ha otorgado a la lectura (y por ende a los libros) un papel importante en la educación del mismo. 

 La producción de libros infantiles y juveniles sigue creciendo año tras año y a pesar de todo hay docentes que aún no tienen claro que criterios utilizar para seleccionar dichos qué obras van a trabajar en clase. Generalmente los criterios utilizados son económicos, de desinformación, pedagógicos o morales.

 Para poder criticar estas obras sería necesario que el crítico fuera un buen lector de literatura en general y que por tanto tuviera amplios conocimientos en la materia (para así poder dar una opinión sólida y bien argumentada). La crítica se debe realizar para el adulto porque es él quien seleccionará el libro aunque no se debe olvidar que cualquier reseña que realice el crítico deberá ser leída por un público amplio. La crítica sirve fundamentalmente para que podamos seleccionar aquellas obras de calidad y para orientar al lector en su búsqueda de nuevas lecturas.

 Realizar una buena crítica consiste en seleccionar y evaluar ciertos títulos que el crítico pueda considerar de interés para el público a quien va dirigida dicha crítica. 

 El crítico se enfrenta a ciertas dificultades como la falta de espacios donde poder transmitir sus opiniones, la ausencia de formación en la tarea crítica desde la filología, el exceso de producción y la falta de información para realizar su labor o la falta de exigencia y valoración de los destinatarios.

 A su vez el critico debe conocer las diferentes modalidades de la critica (análisis psicológico, sociológico, historicista y formalista) para poder realizar su labor correctamente y adecuar su critica al público al que va dedicada.

 Finalmente la autora hace hincapié en la necesidad de que haya más espacios de opinión y critica sobre la literatura infantil y juvenil. A través de estos espacios se podrá difundir más fácilmente la literatura infantil y juvenil de calidad.

miércoles, 2 de octubre de 2013

En defensa de la ortografía.

Hoy os traemos un interesante artículo sobre el uso de la ortografía y los cambios producidos por la RAE. Consideramos que como docentes tenemos que tener una visión clara respecto a cómo vamos a enseñar la lengua española y por tanto consideramos este artículo muy útil para generar una opinión propia y afianzarnos en ella a través de la crítica y el conocimiento.